Montaña y esquí

En invierno ponte los esquís, el gorro y el mono y ¡haz una escapada a la nieve sin tu corcel! Tras descender las pistas, podrás descansar junto a la chimenea con una copa de buen vino caliente antes de degustar una raclette.